Ambiente tropical y diseños exóticos, tendencias decorativas para esta primavera – verano

Ambientes tropicales, muchas aves en papeles y tejidos, diseños exóticos y artesanía de fibras naturales. Estas son las claves de la temporada primavera-verano 2018, según ha comprobado la decoradora e interiorista Sandra Marcos en la Maison&Objet de París, el salón internacional de la moda para el hogar.

No hay que dudarlo ni un momento y hay que abrir la puerta a todo aquello que evoque entornos paradisíacos. Para empezar, hay que hacerse con un par de plantas naturales que den color y frescura a las estancias más grandes del hogar y empapelar parte de las paredes con aves, las que más gusten, se llevan todas.

De esta forma, se consigue una atmósfera llena de energía en la que se pueden introducir piezas clave, como una buena mesa de madera natural, las de haya lavada son ideales para estos ambientes, o un sofá con un toque de color que aporte dinamismo y un punto divertido.

Respecto a los colores para esta primavera-verano 2018, destacan el azul índigo, el verde botella y el rosa palo. Los más oscuros ayudarán a dar profundidad al salón o dormitorio mientras que las tonalidades más claras, sobre todo si son apasteladas, proporcionarán sensación de bienestar.

Estos colores, que combinan a la perfección con materiales como el mármol, la madera y el hierro (tendencias igualmente para los próximos meses), son también los protagonistas de las nuevas colecciones de papeles pintados, por lo que cualquiera podrá decidir entre los lisos o si lo arriesga todo al estilo tropical.

En este último caso, no hay que olvidarse de introducir objetos decorativos que evoquen el paraíso, como pueden ser las figuras de pájaros, los tejidos con motivos y diseños que recuerden este entorno, con cactus, palmeras, aves, etc. o las cerámcias de colores vistosos y llamativos.

Todos estos detalles quedarán ideales en cualquier rincón y aportarán frescura. Ocurrirá lo mismo si se utilizan materiales y fibras naturales, por ejemplo, en alfombras, cestos o incluso en las rejillas de cierto mobiliario.

Hay que acordarse de que la luz siempre es importante. Si no se tiene más remedio que recurrir a la artificial, una gran idea es hacerse con lámparas de diseños arriesgados y multiplicar los espejos de la casa. Redondos, cuadrados, dorados, en madera etc. Todo vale con tal de agrandar los espacios y que el hogar sea un lugar donde habite la claridad y la armonía.

Velvet forever
Pero si hablamos de una tendencia que no se va esa es, sin duda, el velvet. Los terciopelos parecen haber llegado para no irse nunca y los diseñadores más prestigiosos de la moda del hogar siguen introduciéndolos en todos sus estilismos. Fundamentalmente, en sofás, butacas, cojines y plaids.

Si no se sabe cómo introducir esta tendencia en el hogar, una buena opción es probar con una pieza grande tipo cheslong, de corte bajo y patas en metal (a ser posible, en dorado, que aporta luz y distinción).


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae