El Gerente de la felicidad llega a las empresas españolas

A lo largo de todo el año se pasan una media de 230 días trabajando. Dos tercios del tiempo están dedicados a la actividad laboral a la que cada uno se dedica. Según el estudio de la VII Encuesta Adecco sobre la Felicidad en el Trabajo, un 23,4% de los empleados no son felices. Las consecuencias de llevar a cabo una actividad que no es del agrado de los trabajadores provoca entre otras cosas estrés crónico.

Con el fin de garantizar una mejora en la vida de quienes acuden a realizar un empleo ha surgido el Chief Happiness Officer o gerente de la felicidad. Se trata de una figura incorporada a compañías grandes y pequeñas con el objetivo de que sus trabajadores se sientan bien y así puedan permanecer mucho más tiempo en la empresa.

"No es una utopía ni una moda, es una tendencia que viene de EEUU para quedarse. No solo hará felices a los trabajadores, también a los propios empresarios. Hay estudios que hablan hasta de un aumento del 60-80% de la productividad", indicó Adecco.

Las funciones de este especialista son muy variadas. Escuchar a los empleados es una de las más destacadas. Esta actividad hará que se sientan valorados mediante la puesta a su disposición de diversos canales donde expresarse. También se preocupará por el estado de las distintas estancias que componen la empresa. Ejemplo de ello es la reciente apuesta por nuevas formas de construcción. Los tabiques móviles que empresas como Diviflex actualmente instalan hacen que un espacio pueda dividirse en dos y así crear nuevas zonas de descanso y encuentro entre trabajadores.

Fomentar el trabajo en equipo también está entre los cometidos del Chief Happines Officer. Hacer funcionar perfectamente a los grupos repercutirá no solo en la productividad, también en la felicidad a nivel laboral. También hará cada quincena una encuesta orientada a conocer el clima de la oficina. De esta forma será mucho más fácil saber si las medidas llevadas a cabo están funcionando realmente.

Todas las medidas están orientadas a conseguir que el empleado se sienta en todo momento en las mejores condiciones en su puesto de trabajo, favoreciendo así tanto al propio implicado como a la empresa en su conjunto.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae