Los gnomos y los duendes, grandes cuidadores del jardín, según gnomosyduendes.com

Los elementos decorativos en los jardines de cualquier vivienda son muy importantes, en especial para aquellas personas que tienen gnomos y duendes cuidando de su propiedad. El mundo de la fantasía es tan amplio que muchas personas se encuentran fascinadas por seres como hadas, unicornios o elfos, y sobre todo, los gnomos y los duendes. Estos han sido los protagonistas de múltiples aventuras en libros y películas a lo largo de la historia, por eso no es de extrañar que tantas personas decidan comprarlos para colocarlos en sus jardines.

Además, en su tienda especializada se podrán encontrar libros de duendes o de gnomos para decorar el jardín o incluso las mejores series y películas sobre ellos, de manera que los fanáticos de estos simpáticos personajes puedan quedar satisfechos y aprender más sobre ellos.

A pesar de que muchos se confunden, el gnomo y el duende no son lo mismo, ya que cuentan con una serie de diferencias importantes que consiguen distinguirlos. Para empezar, los duendes son criaturas mitológicas de pequeña estatura, normalmente delgados y de múltiples edades: desde ancianos, hasta niños. También pueden tener varios colores, aunque el más característico es el verde, y sus orejas son prominentes y con forma puntiaguda.

Estos viven casi siempre en los bosques, a pesar de que pueden adueñarse de las casas de las personas de los pueblos más alejados. Los duendes, además, son más jóvenes y pueden llegar a ser malvados. O, por lo menos, más traviesos que los gnomos. Suelen ser bastante bromistas y descarados, aunque siempre están de buen humor. Sin embargo, se debe tener especial cuidado con aquellos que son malos, pues son capaces de torturar a un hombre de forma continua e incansable. Estos seres mitológicos pueden ser jóvenes, viejos, niños y también hay hombres y mujeres. A veces viven en el bosque y otras veces prefieren habitar o adueñarse de una casa, como ya se ha mencionado. No obstante, esto no es lo habitual, pues estas criaturas prefieren alejarse de los humanos.

Los duendes son muy trabajadores, cuidan mucho de la naturaleza y su aldea, e incluso de los habitantes de las casas que habitan, a pesar de que los dueños no los vean. Generalmente suelen ser bondadosos, aunque también traviesos. Por otro lado, los gnomos son criaturas igualmente mitológicas y de muy pequeña estatura, pero son mucho más gordos que los duendes, y se les suele representar con un gorro en forma de cono y una larga barba blanca o marrón, tal y como los típicos gnomos de jardín que sirven para decorar tan gran cantidad de hogares.

Algunos incluso llegaron a ganarse la fama de Gnomos viajeros debido a la película de Amelíe. Los gnomos son más viejos que los duendes por norma general, y también suelen ser mucho más sabios. Además, se encargan de proteger los jardines de la casa debido a su naturaleza pacífica y protectora. A pesar de que ambas criaturas pueden compartir ciertas características, la realidad es que son seres completamente diferentes entre ellos.

Además de todo lo anteriormente mencionado, los gnomos de jardín y duendes son perfectos para la decoración de cualquier jardín. Por este motivo, la plataforma gnomosyduendes.com es digna de mención, pues ayudará a los usuarios a encontrar las mejores ideas para decorar su vivienda, además de aportarles toda la información que necesiten sobre duendes, gnomos, e incluso enanos.


Fuente original: Comunicae.es.

comunicae